jueves, 22 de noviembre de 2007

Otra opinión más

33º) Cristina Olivé




Cristina Olivé


Campaña Paraciencia

Creo que cualquier campaña incentive el crear una áreas de estudio del ámbito que sea es positiva, pero cuando entramos en el terreno del “misterio” y del estudio de fenomenología que por lo sutil de la misma es difícil de captar y, salvo por los casos de los testimonios que la han vivido en persona, y que pueden explicar que ha sucedido y donde, difícil de poder “registrar”, considero que intentar de buenas a primeras que el Ministerio de Educación de el visto bueno a crear unos estudios universitarios de esta materia (donde entraríamos a hablar de ovnis, fenómenos poltergeist, “fantasmas”, apariciones, y un largo etc.), sería como intentar romper a golpes de martillo la montaña de Montserrat, por poner un ejemplo. Se ha frivolizado demasiado sobre estos temas y en muchos casos mal ejemplo han dado sobre ellos algunas personas que ha aparecido en diferentes medios de comunicación explicando según que cosas, aparte de las “burlas” que en ocasiones puede generar entre la gente escéptica el decir que investigas según que temas, o el decir que te han pasado según que cosas, porque sigue imperando el “ver para creer” (y ya sabemos que este tipo de fenómenos son escurridizos), para que puedan ser tomados en serio desde altas instituciones, aunque sea para intentar acabar con el fraude que a veces planea sobre ellos.Puede parecer con ello que este en contra de la campaña que organizan mis amigos Marisol y José Antonio Roldan, nada más lejos de la realidad, pero digo que intentar empezar por la creación de estudios universitarios es una tarea harto imposible por una razón: mi carrera universitaria (Bellas Artes), sin ser nada extraña, se convirtió en Facultad de Bellas Artes en 1979, siendo estudios de artes aplicadas hasta entonces, hasta que en el 1940 las Bellas Artes de separan de estas enseñanzas aplicadas siendo creada entonces la Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi. Como se puede ver, las fechas son cercanas, aunque las técnicas del arte se hayan estudiado siempre, primero en talleres de artistas, luego en escuelas, para pasar finalmente a estudios universitarios. Os preguntareis que tiene que ver todo esto con mi opinión sobre la idea de la creación de unas “paraciencias” para el estudio de ese tipo de fenomenología, y si deberían formar parte de otras carreras universitarias, en el caso hipotético de acceder a estudios superiores. Tiene que ver por el hecho que los estudios que yo he cursado, aparte de existir siempre, se han convertido en estudios superiores hace relativamente poco, por lo que para intentar regular unos estudios de este tipo se debería empezar por abajo.Lo primero que cambiaria es el nombre, no lo llamaría paraciencias con ciencia, porque suena como algo “diferente o esotérico”, como si fuesen un tipo de estudios que quieren usar de la ciencia, pero manteniendo ese halo de misterio que pertocaría a unos estudios relacionados con los fenómenos inexplicables, sino simplemente “estudios de metodología de investigación de fenómenos extraños o anómalos”, llamadlos con cualquiera de estas dos palabras. Evidentemente que en el estudio de este tipo de fenomenología se usa la ciencia (que se amolda al tipo de investigación), eso es desde siempre, aunque los métodos utilizados hayan variado con el transcurso del tiempo y se hayan modernizado y sofisticado, ya que en el mismo momento en el que coges una grabadora para grabar un sonido o utilizas la tecnología para analizar el material obtenido, ya la estas usando, y no por ello la investigación deja de tener ese cariz de aventura que la acompaña, porque nunca sabes que te vas a encontrar, sin perder por ello la seriedad requerida para realizar un trabajo bien hecho. Cuando me preguntasen de las instituciones que deberían dar el visto bueno para su reglamentación y aprobación, ¿y usted que pretende enseñar ahí, porque como sé yo que existen los ovnis si no me puede traer uno y enseñármelo (aunque existan fotografías, testimonios de pilotos, grabaciones y un largo etc.), o como me puede enseñar lo que es una “aparición o un fantasma”, si eso no se puede ver a simple vista, y si ni tan solo sabemos si existen?¿Porqué deberían realizarse estudios de algo de lo que ni tan solo tenemos una base palpable?, ahí debería responderse: para conseguir método y tener un protocolo de estudio de toda esta materia, para no quedarse al margen en este siglo XXI, de algo que lleva mucho tiempo investigándose casi por amor al arte y con conocimientos adquiridos por la experiencia, pero que carece de una reglamentación de estudios necesaria a todas luces. Es como cuando te preguntan ¿y que estudiáis en Bellas Artes, si el arte en si es tan sutil y hasta que no esta creado no se puede “ver o tocar” porque tampoco existe?, pues metodología y técnica, se estudian técnicas diferentes de creación, se estudia antropología, psicología, física y química, análisis de imágenes, psicosociología de la percepción, fotografía, video, historia del arte, etc....con todo ello entramos en los terrenos del conocimiento de la mente, de otras culturas con sus rituales y expresión sobre el mundo intangible, del método, y todo ello basándonos en la ciencia para muchos de nuestros estudios, obteniendo a partir de ahí una base para crear. Muchas de estas asignaturas podrían incluso ser hipotéticamente asignaturas en unos “estudios de fenómenos anómalos”, porque abarcan bastantes tipos de conocimiento, y no por ello en Bellas Artes les llamamos paraciencias.Eso creo que es lo que en fondo deberían ser el tipo de estudios de los cuales se pretende conseguir reconocimiento, deberían ser un compendio de asignaturas que abarcasen desde la realización de protocolos de trabajo y de actuación, de líneas posibles de investigación a seguir, conocimientos de metodología electrónica y de tecnología a usar para poder abarcar la grabación de todo tipo de fenómenos paranormales, creación de laboratorios donde analizar los resultados obtenidos, conocimientos de fotografía, de psicología, de antropología (por como las diferentes sociedades conectan con rituales diversos con el más allá, vease chamanismo), de la fenomenología ovni, historia de la parapsicología , conocimientos sobre la radiestesia, conocimientos de los fenómenos de percepción extrasensorial, de sensibilidad electromagnética, de todo aquello que puede permitir captar lo que no se “ve ni se oye”, incluso se podrían incorporar conocimientos sobre las diferentes mancias, sobre algo tan controvertido como la videncia y mediumnidad (y no digo lo de controvertido por la gente seria que seguro existe con esa capacidad o don, sino por la gran cantidad de “supuestos” videntes que salen de todos los lados y son auténticos fraudes), en resumen, tendrían que ser unos estudios que no sería necesario que fuesen ramas de otras carreras ya establecidas (en Bellas Artes no vamos a estudiar psicología fuera, ya la tenemos ahí durante todo un año, no estudiamos antropología fuera, ya está ahí, hacemos de muchas carreras la nuestra, ¿para qué?, para poder dar estudios a algo sutil), sino que podrían concentrarse en una sola e independiente. Mi humilde opinión de como podría realizarse la campaña, sería que se empezase por organizar primero una “escuela de metodología de estudio de fenómenos anómalos” que podría estar aprobada y reglamentada por una institución como la Generalitat de Catalunya (ya que hablo desde Cataluña), como si fuese una escuela de artes y oficios, para mucho más adelante dar el salto a los estudios superiores. Así ya se habría empezado a conseguir un reconocimiento institucional y serio, pero desde los peldaños inferiores. También se puede pensar entonces ¿y que pasa con la gente que lleva años investigando? Unos podrían decir “yo soy más valido porque tengo un título bajo el brazo que me acredita como investigador”....no señores, cuantos pintores hay que son excelentes artistas, viven de la pintura y su arte y nunca han estudiado Bellas Artes, y cuantos que han estudiado Bellas Artes y no viven de la pintura. No por poseer un título, al menos en ese terreno, te acredita como más competente o menos para la investigación. La experiencia y la seriedad lo es todo, como en todas las profesiones.Otra cosa que también podría realizarse para que todo el mundo se sintiese regulado (abarcando así a quienes llevan muchísimos años investigando y saben mucho más que el que acaba de salir de la “escuela” y al que acaba de salir de la “escuela”) seria la creación de una “asociación o agrupación” (aunque ya exista la Sociedad española de Parapsicología, y la Asociación de parapsicólogos de Cataluña, y supongo que alguna otra) de investigadores de “fenómenos anómalos” (con su junta de gobierno, sus vocales y sus reuniones mensuales y que también estuviera reconocida por una institución), donde dar cabida a toda la gente que se dedica a investigar, a colaboradores, a personas que por algún suceso vivido se han interesado por estos temas y han profundizado en ellos y un largo etc., un lugar donde la gente a la que le “suceden” cosas pudiera ir a dar su testimonio para que fuese investigado sabiendo que no se reirían de ellos y que serian tomados en serio, un lugar que incluso podría contar con un laboratorio donde analizar el material obtenido, para el que no dispone de él, y que además podría poner en contacto a personas especialistas en diferentes ámbitos que podrían ayudarse mutuamente, y que tal vez ahora actúen separadamente. Incluso en dicha asociación podrían impartirse cursos o seminarios afines a estos temas. Estar agrupado de forma seria no quiere decir que se vaya a perder el halo de romanticismo que impera en toda investigación, eso existe y existirá siempre. Solo así se tendría entonces otra base con la que acreditar que existe gente que quieren estar respaldados como estudiosos cuando se habla de estos temas de “misterio”, que trabajan en ellos, y que se toman su trabajo muy, muy en serio ... porque en realidad, son pocos los que investigan, en comparación de los muchos escépticos que “no creen y se rien de todos estos temas de misterio”... siendo finalmente estos últimos los que más preguntan seguramente luego a escondidas.Animo y adelante con la campaña, sabed que contáis con todo mi apoyo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no me gusta la campaña

José María de Juan dijo...

debes de dar más datos de porqué no te gusta, ¿no?. A mi al menos me parece interesante y apropiada para los tiempos que vivimos en el "mundo del misterio"

Manuel Hernández dijo...

desde luego la gente dice por decir y no se molesta ni en mirar lo que esta criticando y encima es que ni se argumenta

Guillermo García dijo...

es verdad manuel, al menos que se justifique no?
desde mi mi punto de vista está bien y tengo ganas de ver en qué queda aún me queda varios comentarios por leer