martes, 30 de octubre de 2007

Crónica de la reunión de Lleida


Biblioteca Pública de Lleida


Sucedía el pasado 26 de Octubre día elegido para iniciar la segunda fase de la Iniciativa “Paraciencia con Ciencia”. La idea era iniciar una serie de debates entre aficionados a los misterios para llegar aun consenso que determinara si era necesaria la hora de un cambio a las ciencias de vanguardia y estudiar qué puntos serian prioritarios y viables para hacer. Una vez recorridas las provincias y debatido con los interesados que se acercaran al debate aportando pros y contras o ideas, nadie quedaría marginado en la iniciativa porque se habrían escuchado sus voces.Luego con los puntos claros y aportes diferentes se pasaría a la tercera fase que era recogerlos por un equipo de abogados y resumirlos en un documento timbrado que iría adjunto ala carta que se llevará al Ministerio de Educación y Ciencia para que estudie nuestra petición y debatan nuestras posibilidades, estudiando la posible y futura orientación profesional, la docencia necesaria, la infraestructura requerida y la ética a seguir.
Como siempre teniendo en cuenta que algunas materias de las ciencias límite o de vanguardia no se podrían integrar en estos momentos por ser más sutiles sus posibilidades que otras que si cuentan ya con una base histórica documental o testimonial para estudiar, revisándolas con la aportación de distintas ciencias ya existentes. Y que podrían estudiarse unos mínimos protocolos de actuación para cada caso que sostendrían en un futuro la base comparativa y la buena recogida de datos. Bien, esto evitaría el fraude y resultaría beneficioso para los buscadores de respuestas que hasta ahora de forma creativa y personal se las tienen que ingeniar por si mismos. Habría una mayor cooperatividad profesional. Y como en otras ciencias de exploración o temáticas no exactas, iríamos optando unos derechos y obligaciones profesionales, muchos de ellos nos proporcionarían becas y permisos para investigar. La crónica de ese día podría haber sido negra. Los hados parecían aliados en contra (no es por dar misterio ni exagerar). Al llegar a la biblioteca nos encontramos con las puertas cerradas, el encargado tenía cosas que hacer ese día, como tocar el saxo en una cafetería, y se le olvidó informar de que nos iba a hacer esa jugada. Muchas personas que habían ido antes y preguntaron recibieron por respuesta que estaban equivocados y que no había debate, por lo que al parecer se marcharon. Cuando llegamos nos llevamos la sorpresa. Aunque a estas alturas ya estamos acostumbrados a estas incertidumbres y tener que sortear el problema. Como después de llegar nosotros llegaron otras personas, con éstas terminamos haciendo la reunión-debate en una agradable cafetería llamada “El Cau”, cercana a la Biblioteca Pública de Lleida. Estaba fuera de programa, pero curiosamente estuvimos muy a gusto, pudimos estar cerca y colocar las mesas de manera que todos nos veíamos las caras. Después de una amena charla, ya presentados todos, llegaron necesariamente las preguntas que traíamos con nosotros. La respuesta a si era necesario un movimiento de cambio dentro de las ciencias de vanguardias, fue un rotundo “Sí”. Los presentes cada uno aficionado a un tema diferente y venido por distintos caminos, con diferentes ideas teóricas y edades distantes tenían claro que era necesaria la reforma, mejor dicho la creación profesional de estas materias.

Improvisada tertulia en "El Cau", Lleida

Entre los presentes debatimos algunas propuestas interesantes que oscilaron entre reunirnos multitudinariamente a hacer de un día concreto, el día de recogida de firmas y que todas las provincias tuvieran un stand o varios en lugares seleccionados por los responsables de zona que se fueran uniendo a la iniciativa. También se debatió sobre las materias en si y cuales podrían oficializarse como materias de estudio de formación profesional o dependiente de otros brazos académicos. Si lo hacíamos de ramas de otras ciencias como la Psicología. Cosa que sería lo más factible, dejaríamos al descubierto la necesidad de utilizar otras formas de ver el misterio como la física o la criminología, ambas muy interesantes para la recogida de pruebas o la observación de los efectos exteriores de los fenómenos y seguiríamos estudiándolos como venimos haciéndolo hasta hora de forma sesgada a la observación testimonial y determinando que las personas que lo sufren son el origen la causa y el efecto. Un posible motivo por el cual no hemos encontrado aún pruebas, es porque lo hemos estudiado desde secciones estanco, no multidisciplinarias y mucho menos en comparativas con los trabajos de otros, quedándonos sólo en la espectacularidad y “miedo” del caso. Y por supuesto eso es periodismo, pero no ciencia, ni observación científica. También hablamos de la necesidad de crear muchas cosas desde libros de texto específicos dependiendo de las materias tratadas a la revisión de los descubrimientos y datos, eliminando la paja periodística y dejando los datos relevantes. Necesario para crear archivos y comparativas a disposición de los usuarios. Por supuesto y como es habitual, al menos por lo experimentado por nosotros personalmente, cada vez que dos aficionados a las ciencias de lo extraordinario se reúnen, se termina hablando de todo ufología, parapsicología, ocultismo, historia ignorada. Lo que también permite ver al observador acostumbrado que se han asentado como verdades meras hipótesis de trabajo. O que se cree que en otros lugares hay más oficialidad que aquí. Entre lo más entrañable de la noche resaltó en nuestras almas ver como un joven investigador o buscador que había entendido que la reunión de Lleida era una convocatoria única había venido desde Sabadell con el único fin de participar en el cambio y aportar sus ideas, que por cierto son muy interesantes y traía escritas. Otra emoción sin duda era tener a un aficionado en ufología de los primeros, con muchos golpes dados en su búsqueda (no por los temas) que no ha perdido la capacidad de lucha y que nos daba animo a pesar de conocer el mundillo enrevesado de los vividores. Después de una horas de charla. Cesamos la reunión habiendo determinado que en nueve meses cerraríamos la ronda de debates nacionales en el mismo lugar.Así que como alguien presente dijo: “ahora hay que trabajar con pasión en ello y no sólo hablar”. Para todos aquellos de vosotros interesados en aportar ideas, aunque sean para decirnos que seamos realistas y lo dejemos, deciros que tenéis nuestro correo y podéis usarlo. Los que os gustaría asistir a los debates, pero vuestras circunstancias personales os lo impidan, podéis igualmente seguir el proceso y participar usando el blog, la web de Años Luz o la lista de correos.Un saludo

3 comentarios:

Josep Picó dijo...

espero poder ir a la reunión que hagáis en Barcelona si la hacéis, claro

Anónimo dijo...

Buenos dias,bueno comentar q estaria bien q se hicera la Reunion en Bcn,Saludos.

Paraciencia con Ciencia dijo...

Hola

Si también se hará en Barcelona. Os iremos informando por el blog, en la web de Años Luz en http://aluzinformacion.com y en la lista de correos de Años Luz